¿Qué es?


La conversión directa de la luz solar en energía eléctrica mediante celdas fotovoltaicas, se ha desarrollado durante los últimos años como una alternativa para el suministro eléctrico.

Un sistema interconectado consiste en módulos fotovoltaicos y un inversor el cual se puede conectar con el suministro de energía de CFE (Comisión Federal de Electricidad).

La energía requerida en las viviendas, comercio e industrias, será tomada de los sistemas fotovoltaicos y complementados por la energía proveniente de las instalaciones de CFE.

Mediante la instalación de sistemas fotovoltaicos en los techos de viviendas o de industrias, se puede producir parte o el total de la energía que se requiere en el sitio.



¿Cómo funciona?


El sistema se compone principalmente de módulos solares y un inversor.

Los módulos solares toman la energía del sol y la convierten en electricidad de corriente directa

El inversor convierte la energía de corriente directa generada por los módulos solares en corriente alterna usada en las viviendas.

Cuando la energía generada es mayor que la requerida por la vivienda, el excedente pasara al sistema de CFE y será registrada, por el medidor bidireccional de energía.